Limpie los orificios usando el porta agujas con aguja limpiadora del tamaño apropiado. #mecánica.

 En caso de no  conocer el tamaño, se puede averiguar por medio de un cuidadoso tanteo de las agujas en los orificios, evitando el riesgo de que las agujas se rompan en los orificios.

La aguja limpiadora debe montarse en el mandril de forma que sobresalga alrededor de 1,6 mm.

Introduzca la aguja, apriete y haga  girar con suavidad, hasta que el mismo quede limpio.

Monte la tobera en la herramienta de lavar con el extremo de la tobera hacia el racor de rosas más pequeña, el cual debe acoplarse al equipo probador de toberas. Haga pasar a presión el combustible de prueba.

Limpie cuidadosamente la punta de la  válvula de aguja con el  cepillo de púas de latón.

Para montar la válvula en la tobera, sumerja ambas piezas en gasolina o aceite, acople  debajo de la superficie para evitar tocar con la mano la cara bruñida de ajuste de de presión.

Coloque la tobera sobre la cara de presión de su porta tobera y fíjela en posición mediante la tuerca capuchón de la tobera.

Es importante disminuir la tensión  en el  resorte de la portatobera durante esta operación, especialmente en los porta toberas que llevan espigas de fijación, pues de lo contrario la fijación puede quedar mal hecha y puede sufrir daño las caras de presión.

 Finalmente apriete la tuerca capuchón con la llave poniendo cuidado en no hacerlo en exceso. Monte el conjunto completo en el probador de toberas y ajuste la presión de acuerdo a especificaciones. Si la tobera a de guardarse almacenada, úntela con vaselina antes de envolverla.

Nota: Si la tobera esta pavonada o el asiento presenta un anillo circunferencial empañado indica desgaste o picadura deberá separarse el grupo completo para confiarlo a la atención especial de una persona especializada.

En ninguna circunstancia debe intentarse esmerilar  la válvula ni el cuerpo de la tobera, a menos que se tenga conocimiento y equipo especializado.

Advertencia: Recomendamos encarecidamente que cuando esté pulverizando una tobera el operario gire el porta tobera apartándose.

NO HAN DE PONERSE LAS MANOS, POR NINGÚN CONCEPTO, EN CONTACTO CON LA PULVERIZACIÓN, pues esta tiene una gran fuerza de penetración.